Viviana Caminos: “Me siento una resiliente porque yo también sufrí la violencia”


La directora de la Red Nacional Alto al Tráfico y la Trata de Argentina (Ratt Argentina), es la cara visible ante la ceguera institucional frente a la problemática del tráfico y la trata de personas.

Para comprender mejor la situación de las mujeres que han atravesado situaciones de violencia o han sido víctimas de trata, conversamos con Viviana Caminos, exdirectora del Programa de Rescate a Víctimas de Trata en el Gobierno de la Provincia de Buenos Aires, una especialista en asistencia a víctimas de estos flagelos.

Licenciada en Ciencias Políticas de la Universidad del Salvador, actualmente es directora de la Red Nacional Alto al Tráfico y la Trata de Argentina (Ratt Argentina), un colectivo de organizaciones y personas que luchan para erradicar la trata de personas en el país. También es la fundadora y coordinadora regional de una ONG internacional llamada Organizaciones Unidas contra la Trata y Todo Tipo de Violencias (Outrav), que nació este año.

Ante la ceguera institucional frente a la problemática del tráfico y la trata de personas, Viviana es la cara visible de estos temas, de los que se ocupa a diario con la misma pasión del primer día.

Parafraseando a Antonio Machado, y como bien dice su apellido, asegura que “se hace camino al andar”. Se define como una mujer persistente, solidaria, incansable y, sobre todo, “resiliente” tras haber sufrido la violencia.

Su trabajo en la Outrav

En el marco de la pandemia y a pesar de la imposibilidad del contacto cara a cara, Viviana confiesa que utiliza las herramientas informáticas para continuar con su trabajo.

En este sentido, destaca que la Outrav está conformada por asociaciones de Argentina, Uruguay, Chile, Bolivia, Perú, Colombia, Venezuela, México y Brasil.

Pensamos en ir construyendo sólidamente. Consolidar el grupo que armamos, al cual se fueron sumando organizaciones de esos países”, afirmó.

La asociación fue presentada por Viviana el pasado 30 de septiembre, en el marco del Primer Seminario Internacional convocado por la plataforma Zoom desde la Argentina sobre rol de las víctimas como querellantes en materia de Trata de Personas. Y el logo del evento fue diseñado por ella misma.

Este fue el primero de un ciclo de seminarios sobre trata de personas titulado “A 20 años del Protocolo de Palermo”, protocolo que fue creado para intentar prevenir, reprimir y sancionar esta práctica que atenta contra los Derechos Humanos, especialmente de mujeres y niños, que complementa la Convención de las Naciones Unidas contra la Delincuencia Organizada Transnacional.

Viviana Caminos durante el Primer Seminario Internacional contra la trata de personas (Foto: Cortesía)

Caminos detalla que entre los objetivos fundamentales de la Convención, están la prevención de la violencia de género, la incidencia en las políticas públicas y las legislaciones de los países, la puesta en común de buenas prácticas entre los países de la región y el seguimiento de casos internacionales.

En el evento también participaron otros colectivos, como el Observatorio Latinoamericano contra la Trata (ObservaLaTrata).

Ellos son, más que nada, gente que trabaja en universidades y realizan investigaciones. Nosotros trabajamos en territorio. La idea es complementar el trabajo. Vamos a privilegiar la prevención porque entendemos que en estas temáticas siempre se llega tarde y los recursos suelen ser escasos para la asistencia a quienes ya han sufrido la violencia, explicó.

Lejos pero cerca

Viviana considera que en este tiempo pareciera que “no existen” o “hay muy pocos” avances sobre el tema de la trata de personas y la violencia.

Soy una investigadora y cuando empecé no había estadísticas ni notas en periódicos. Hay muy pocas denuncias, mucha invisibilidad y menos rescates de víctimas, porque todo estaba centrado en la salud y en la economía”, resaltó.

Mencionó el caso emblemático de Alika Kinan, el primer caso en que una víctima de trata querelló a los proxenetas, demandó al Estado en sede penal y logró condenar a los tratantes y a la municipalidad de Ushuaia, provincia de Tierra del Fuego, a pagar una indemnización a modo de reparación”, contó.

La activista contra la trata de personas y explotación sexual, Alika Kinan (Foto: María Eugenia Cerutti)

“Entendíamos que este era un tema que afectaba no sólo a nuestro país, sino a toda la región. Cuando rescatábamos a una víctima, por ejemplo boliviana o de otros países, lo que notábamos era que no tenía garantías de que cuando retornara a su país, ni siguiera siendo agredida allá”, agregó.

Fue idea de Viviana comenzar con un ciclo de jornadas para pensar lo que estaba pasando durante la pandemia con las víctimas de trata y proponer para la post pandemia. Considera que el tema de la trata de personas era invisible y por lo tanto necesario ponerlo en el tapete.

Avalúa como exitosas las jornadas realizadas el pasado 30 y 31 de julio en el Día Mundial Contra la Trata y pretenden continuar con ciclos de seminarios hasta diciembre. El  30 de septiembre tocó en Argentina, el  29 de octubre tocará en Chile, luego en noviembre Bolivia  y diciembre quedaría para Venezuela.

¿Qué es RATT?

Los inicios de La Red Nacional Alto al Tráfico y la Trata en Argentina (RATT Argentina) se remontan al año 2006. Surge de la preocupación por la falta de visibilidad del problema, la ausencia de legislación y de políticas públicas para la prevención y protección a las víctimas.

“En la actualidad contamos con referentes en 15 provincias, quienes constituyen nodos en sus provincias, articulando acciones con distintos municipios, gobiernos provinciales y organizaciones de la sociedad civil con los cuales se firman convenios de mutua cooperación”, explicó Viviana.

En este sentido, informó que ya capacitaron a los referentes territoriales en cada provincia y municipio. Hoy destacan por su capilaridad, con presencia en todo el país y dan respuesta a través de la línea telefónica 145 y dos grupos de Whatsapp.

Se organizó RATT Buenos Aires, donde intercambian las emergencias en los casos, trabajarlos con más profundidad, proponen capacitaciones y grupos de comunicación. También está RATT Provincia, que atiende el referente en cada provincia.

Este año, RATT trabajó en un proyecto que le entregaron en marzo a la senadora María de los Ángeles Sacnun para penalizar el delito de compra venta de niños, niñas y adolescentes. El Comité Ejecutivo de Lucha Contra la Trata les comentó que iban a presentar un proyecto.

“Bienvenido sea. Veremos qué diputado o senadora esté trabajando el proyecto para acercarles nuestra propuesta”, cerró.

Podés visitar la web de RATT en www.rattargentina.com


¿Te gustó la nota?

En Omago tenemos un compromiso con los derechos humanos y el pensamiento crítico. Contamos con vos para ayudarnos en esta tarea.

A %d blogueros les gusta esto: